Blog de LEOESCRIBOPIENSO

Blog personal

Noticias y comentarios personales

EL NIÑO QUE CUMPLIÓ SU SUEÑO

Escrito por LEOESCRIBOPIENSO 19-02-2018 en TORERO. Comentarios (0)

Había una vez un  niño que quería ser torero.

Empezó desde los seis años a torear y sus padres lo apuntaron a una escuela taurina. Entonces fue aprendiendo el arte del toreo. 

Su primera becerra la toreó una año después con siete años. Lo hizo de maravilla.

Tras ese éxito empezó a torear en tentaderos hasta que en uno de ellos, un buen día lo vió torear un hombre que era apoderado taurino y "le echó el ojo".

Entonces fue a hablar con él y le dijo:

- Oye niño, me encanta tu forma de torear, ¿quieres torear en un tentadero?

- Por supuesto, dijo el niño, y que Dios reparta suerte.

Cuando toreó en ese tentadero, el apoderado se quedo boquiabierto y se le acercó y le dijo:

- Si quieres yo seré tu apoderado, y dentro de unos años serás el primer torero del escalafón taurino.

El chico accedió y empezó su andadura como uno de los mejores novilleros de España, hasta que debutó en la plaza de la Maestranza con 16 años, cortando dos orejas y rabo.

En ese momento, promocionó su carrera como Torero, y vio cumplido su sueño. 

Fue recordado como "Morenito de Hontanares".

Escrito por: RGA

EL BUEN HACER

Escrito por LEOESCRIBOPIENSO 19-02-2018 en HUMILDAD. Comentarios (0)

Corría el año 1352, en la ciudad de La Mecca, cuando un hombre, Isa se disponía a cruzar el mar para volver a su casa en Rebat. 

Pero para cruzar necesitaba dinero para poder embarcar y llevar algo a su familia. 

Habían pasado varios días, pidiendo a alguien que le prestara dinero con la promesa de que él se lo devolvería. Un buen día, un mercader accedió a prestarle 1001 dinar que equivalen hoy en día a 10.000 euros aproximadamente.

Isa entonces pudo cruzar el mar y llegó de vuelta a casa. Él también se dedicaba al mundo del comercio. Trabajaba con telas, con pinturas, tés...Pasaban los días y el hombre solo pensaba en devolver el dinero al buen amigo que encontró en el puerto y amablemente le prestó el dinero.

Pasaron cuatro semanas hasta que Isa recaudó el dinero. Entonces ingenió un plan para devolvérselo. Se fue al puerto de Rebat pero no encontró ningún barco que fuese hasta La Mecca. Sin embargo ideó una vasija navegable y metió el dinero dentro, confiando en la suerte de que le llegara el dinero al buen hombre y añadió una carta donde decía quién era y para quién era el dinero.

El mercader, por suerte encontró la vasija y recuperó su dinero.

Pero Isa no se fiaba, y pensaba que su amigo no había encontrado el dinero. Volvió a recaudar el dinero trabajando de sol a sol y se fue hasta La Mecca para dárselo personalmente.

Finalmente, encontró al buen amigo y cuando fue a devolverle el dinero, éste le dijo que ya había encontrado la vasija, y por lo tanto ya había pagado su deuda. 


Escrito por: RKJ

NOCHE DE HORROR EN LA ANTIGUA PIZZERÍA FREDY

Escrito por LEOESCRIBOPIENSO 02-11-2017 en HORROR. Comentarios (0)

Hola me llamo Marcos y voy a contar una historia sobre lo ocurrido una noche en la abandonada pizzería de Fredy. 

El pasado sábado, cuando venía de visitar a mi abuela, pasé por la puerta de la antigua pizzería y sentí una curiosidad muy grande. Tras pensarlo unos segundos, decidí entrar. Al principio todo estaba muy oscuro y pensé en encender la  linterna que llevo siempre en mi mochila. Al encenderla ví un bulto moverse delante de mi y lo alumbré. No podía creer lo que mis ojos estaban viendo. Se trataba de un gran oso horrible con los ojos negros....me quedé paralizado unos instantes y posteriormente eché a correr hacia el ascensor. Bajé hasta el sótano.

Estaba muerto de miedo. Cuando volví a encender la luz de mi linterna, los encontré a ellos...

Se trataba de los Robots que antiguamente estaban en la pizzería divirtiendo a los niños, rápidamente volvieron a mí recuerdos de mi infancia.

Los miraba alucinando...los robots llamados, Baby, Valora, Bombón,Foxy y Fredy,  parecían haber cobrado vida.  Intenté huír pero escuché la dulce voz de Baby:

- Detente Marcos, no queremos hacerte daño. Solo queremos ayudarte.

- ¿qué queréis de mi? le pregunté.

-Queremos ayudarte. Tienes que salir de aquí... antes de que regrese Don Fretber y te encuentre. 

¡Vete! me gritaron todos juntos. Pero yo no les hice caso.

- ¿Qué pasa con Don Fretber, el antiguo dueño de este sitio? le pregunté.

- Don Fretberno es el buen hombre que crees, cerró la pizzería porque mató a unos niños que jamás aparecieron.

No podía creer lo que oía, es verdad que desaparecieron unos niños hace años en este local al que yo solía venir también con mi familia, pero nunca nadie pensó que el asesino sería Don Fretber

- Debes irte, me dijeron los robots, Don Fretber está poseído por el mismísimo demonio... corre antes de que regrese. Me advirtieron.

Corrí por las escaleras para salir de ahí, pero de pronto escuché el ruido de la puerta principal. Asustado, me metí en la primera habitación que encontré.  Con la linterna pude ver, que se trataba de la habitación de las cámaras del local. Entonces encendí uno de los monitores y me quedé petrificado. No podía creer lo que estaba viendo.

Se trataba de una habitación secreta que jamas había sido vista . En ella pude ver algunos esqueletos de niños y niñas...¿serán de los niños desaparecidos? En ese momento el corazón se me encogió. 

Entonces, encendí otro monitor tratando de buscar a Don Fretber. Lo vi aparecer en la sala del restaurante. De pronto, Don Fretber miró hacia la cámara y se dio cuenta de que estaba encendida...

- ¡seguro que viene a por mi ! pensé.

Me escondí de bajo de la mesa pero me encontró. 

¿Qué haces aquí mocoso ? dijo

En ese momento se escuchó la voz de Foxy: Don Fretber,  ¡han despertado la creación de robot!

Don Fretber pareció asustarse mucho y me llevo en brazos hasta la sala donde estaban los esqueletos y cerró con llave. 

Estaba muerto de miedo, pero pensé que tenía que salir de allí fuera como fuera. 

De pronto, vi una pequeña luz que venía de detrás de una rejilla...parecía ser un conducto del aire acondicionado del local. Trepé como pude hasta llegar y quitar la rejilla. Estaba muy asustado y rápidamente salí por el conducto sin echar la vista atrás. 

Cuando estaba casi en el final del túnel, llegando a la calle, escuché la voz de Don Fretber

- !se ha escapado!... Tenemos que encontrarlo antes de que nos delate a la policía. Id tras él. Ordenó.

Apresuradamente salí del túnel y corriendo llegue a casa. Me metí muy asustado en la cama...para pensar y trazar un buen plan para poder salir ileso de esa situación.

Mientras estaba en la cama me acordé de que tenía la puerta de atrás de mi casa abierta . Corrí hacia la puerta para cerrarla y vi un robot en el pasillo.  Era Mainerchica con el cupcake. Me quedé  petrificado pero cerré la puerta. Entoncés corrí hasta el salón y salté por la ventana. Corrí y corrí y nunca paraba de correr, hasta que de pronto alguien que cogió por la espalda y me quedé helado.

- Despierta Marcos, se hace tarde para ir al instituto. Dijo mi madre.

Afortunadamente todo había sido un sueño, pero cada vez que paso por la antigua pizzería ni siquiera la miro. 

FIN

Escrito por: CRB



Una terrorífica noche de HALLOWEEN

Escrito por LEOESCRIBOPIENSO 31-10-2017 en miedo. Comentarios (0)

JOSE Y LOS ESQUELETOS MALDITOS

Erasé una vez , un niño llamado José que tenía unos amigos muy aventureros, llamados Rosana ,Gila e Imane. Un día, casualmente el 31 de octubre, trasteando en la vieja casa, de más de 300 años donde habían ido a pasar el puente de Halloween, Gila encontró una ouija en el desván.

Entonces, empezaron a jugar a su propia muerte en la gran y antigua mesa del salón y empezaron a escuchar ruidos cada vez mas fuertes. De repente, Gila salió a ver desde dónde venían esos fuertes golpes y vió dos esqueletos viniendo hacia la puerta de la sala, donde estos amigos se encontraban.

Al percatarse del rostro palidecido de Gila, Jose corriendo cerró la puerta de un golpazo para tratar de salvar la vida de sus amigas, pero los esqueletos hambrientos de sangre, atraparon a Gila, sin que los amigos pudieran hacer nada por su vida.

Imane muy asustada, propuso encerrarse en el desván para que así los esqueletos y aquellos espíritus malignos que hubiesen en la casa no los encontraran, sin saber que ese lugar era el corazón donde habitaba el diablo.

Al subir las escaleras de grandes peldaños, algún espíritu que habitaba y vagaba por la vieja casa, cogió a Imane y la desapareció dejando solo cenizas en el suelo. Jose Y Rosana subieron rápidamente las escaleras del desván y cerreraron la puerta.

Estuvieron en el desván muertos de frío y miedo durante unas horas, tratando de elaborar un plan para salir de allí. De pronto, se apagó la única vela que les alumbraba y notaron un escalofrío que recorrió sus cuerpos. Cuando Jose consiguió encender la vela con las cerillas que llevaba en el bolsillo, vieron una gran sombra negra. Se quedaron paralizados. Era el diablo, vestido con traje muy elegante y una chistera. Medía 5 metros y medio, este gran demonio se llamaba Berfergor. Su chistera era tan grande que si subías la mirada desaparecía, daba verdadero miedo.

  • ¡Os encontré! dijo el gran demonio con una voz ronca.

  • ¡No nos haga nada! exclamaron los chicos.

Sin que pudieran hacer nada, Berfergor, cogió a Jose y le dijo:

- ¡Tu me acompañarás al infierno para toda la eternidad!

Rosana gritaba: ¡por favor, por favor, déjame vivir! ¡haré lo que me pidas!

- Tu condena será traer a gente a esta casa cada noche de Halloween para poder quedarme con sus almas, de lo contrario vagarás eternamente en esta casa.

Rosana aceptó, pero cada año, sufría muchísimo al saber que otros pagarían con su vida en aquella casa maldita.  

ESCRITO POR JLMC

Sobre aventuras: EL CABALLERO QUE QUERÍA QUITARSE LA ARMADURA.

Escrito por LEOESCRIBOPIENSO 06-10-2017 en CUENTO. Comentarios (0)

CAPÍTULO UNO: EL DILEMA DEL CABALLERO


Hace ya mucho tiempo, en una tierra muy lejana, vivía un caballero bueno , generoso y amoroso hacia todas las personas, llamado Héctor.

Luchaba contra enemigos ,que eran malos, mezquinos y odiosos .Cuando en la caballería había crisis ,tenía la costumbre de rescatar damiselas, incluso cuando no querían ser rescatadas .

Nuestro caballero era famoso por su armadura .Reflejaba unos rayos de luz tan brillantes que la gente del pueblo juraba haber visto el Sol salir en el norte o ponerse en el este cuando el caballero partía a la batalla.

Un día cuando Héctor llegó a su casa su mujer se cabreó porque siempre llevaba una armadura y estaba oxidada le obligo a quitarse la armadura o no vería a su hijo nunca más y el caballero pensó en cómo se quitaría la armadura; con una antorcha ,un cañón o tirase a un pozo helado. El caballero fue a quitarse la armadura pero apareció un hechicero.

Este mago, ayudó al caballero en su camino, regalándole  un compañero llamado Albín que era una ardilla. EL caballero junto con Albín iniciaron un viaje de aventura en el que tuvo que pasar muchas fases y retos  y Albín fue conociendo al caballero cada vez más. En una de las fases tuvo que vencer a un dragón.

En cada buena misión cumplida perdía un trocito de armadura.

Con Albín su compañero ,siguía su camino e iba cumpliendo misiones con el fin de algún día desprenderse de su armadura.

Escrito por: JLMC 


CAPÍTULO DOS: LA LUCHA CONTRA EL CABALLERO NEGRO

En unos de sus viajes, El caballero Héctor y Albín llegaron a un monte y se pararon a descansar. De un árbol, se aparició una mujer malvada que parecía una bruja. Albín y el caballero preguntaron:

- ¿qué haces aquí mujer?

- Vengo a cumplir una promesa que le hice a mi padre, a quién tu mataste en una de tus misiones, dijo la mujer.

- ¿quién era tu padre?, preguntó el caballero sorprendido.

- Mi padre era un simple campesino, al que tu confundiste con el malvado caballero negro. Respondíó la mujer. 

- No puede ser, nosotros nunca nos equivocamos, contesto Albín.

- Soy hechicera y con mi ojo que todo lo veo, he visto como mataste a mi buen padre, dijo la mujer llorando.

- ¡Perdónanos!, fue una injusticia, ¿qué podemos hacer para que nos perdones?, dijo el Caballero.

- Tu condena, será encontrar al caballero negro para yo hacer un conjuro y poder resucitar a mi padre querido mediante su cabeza. De lo contrario, nunca más veras a tu hijo y jamás perderás la armadura; dijo la mujer.

De repente, los trocitos de los trocitos de armadura que ya se habían desprendido, volvieron a reconstruirla. 

Cuando la hechicera desapareció, Héctor y Albín emprendieron la caza del malvado caballero negro.

Escrito por: AGG.


CAPÍTULO TRES: LA CAZA DEL CABALLERO NEGRO

Tras muchos meses de camino, llegaron al monte donde se encontraba el castillo del caballero negro. Se trataba de un castillo oscuro y siniestro con la puerta hecha de huesos de animales y las ventanas de vieja madera y las fachadas estaban hechas de piedra de mármol. Hacia un  día nublado y lluvioso y nuestros protagonistas tenían la sensación de haber llegado al mismo infierno.

-Héctor ¿Como entraremos al castillo? Pregunto Albín

-Mucho me temo estará lleno de trampas y seres malignos deberemos superar,respondió el caballero.

-De aquí no saldréis vivos, se oyó la temible voz del caballero negro.

Entonces, Héctor encontró una entrada vieja ,y llamo a Albín para entrar.

Al entrar al castillo, se metieron derechos a una mazmorra con trampas y monstruos.

Albín, asustado dijo de dar media vuelta pero se cerró la puerta y no tenían elección más que ir por el laberinto de la mazmorra.

Andando, encontraron 10 puertas que podrían ser la salida. Solo lo era una de ellas y las demás eran trampas. Héctor se quedó pensando qué puerta elegir de entre las diez. 

Ambos miraron detenidamente cada una de las diez puertas. Entre las diez, vieron una de la que salía una pequeña luz por la cerradura y decidieron tomar la elección de escoger y abrir esa puerta.

Cuando entraron se quedaron asombrados al ver muchos guerreros derrotados en el patio del castillo. 

-¡vámonos de aquí! dijo Albin.

-De eso nada, debemos seguir y cumplir con nuestra misión, contestó el caballero.

De repente, encontraron una especie de laberinto y decidieron seguirlo. Tras varios recorridos solo acababan en el principio.

¡Estaban atrapados! era un callejón sin salida.

CONTUNUARÁ